Conversatorio: Mujeres diversas frente a la violencia de género

Conversatorio: Mujeres diversas frente a la violencia de género

El 27 de noviembre Fundación Mujer & Mujer participó del conversatorio: Mujeres diversas frente a la violencia de género, organizado por la Universidad Santa María.

Nuestra compañera Lía Burbano, junto a representantes del Consejo de Igualdad de Genero y la Universidad Santa María, Lía expuso la investigación «LESBOFOBIA: que sucede cuando una mujer rompe el mandato heterosexual» donde dió a conocer los casos de encierro y tortura a mujeres lesbianas y bisexuales.

Caso Z, Clínicas de tortura, Guayaquil 2013.

El primer caso registrado sobre “terapias de conversión“ o mal llamadas “clínicas de deshomosexualización“ en Ecuador, data del año 2000, y aunque se denunció secuestro, hacinamiento, vejaciones e incluso «violaciones correctivas» el tratamiento legal de estos casos solo ha generado impunidad.

El Comité contra la Tortura de la Naciones Unidas expresó su preocupación por las denuncias de internamiento forzoso y malos tratos a personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en centros privados en los que se practican las llamadas “terapias de reorientación sexual o deshomosexualización“

En el caso Z, quien tenía en ese entonces 26 años de edad, sus padres contrataron los servicios de una de estas clínicas privadas que incluía su rapto a la salida de su trabajo a plena luz del día, fue sometida por hombres desconocidos, esposada y llevada contra su voluntad en un vehículo por más de 12 horas hasta la ciudad de Tena. Aislada y sometida a múltiples humillaciones pasó en este estado más de un mes hasta que logró escapar. Se presentó la denuncia, se hizo seguimiento y finalmente la sentencia fue el pago de 6 dólares y diez días de prisión a uno de los imputados por el delito de plagio.

Caso T, Crimen de odio, Cuenca 2012.

Según el parte policial: Se conoció que la ahora occisa y sus amigas fueron un viernes por la noche a una discoteca, luego se retiraron a sus hogares; posteriormente la Policía fue alertada sobre su muerte, producto de tres puñaladas. Los familiares y amigos prefieren no dar detalles de lo ocurrido. La Policía no descarta la posibilidad de que fue un crimen por razones “sentimentales“.

Sentencia: ninguna, sus familiares retiraron la denuncia. Porque aún muertas nuestros cuerpos y nuestras vidas no importan ni nos pertenecen.

Leave a Reply

Your email address will not be published.