¡LA DECLARACIÓN MINISTERIAL DEL FORO POLÍTICO DE ALTO NIVEL DE LAS NACIONES UNIDAS – HLPF 2021 NO RESPONDE A LA LLAMADA DE LOS PUEBLOS EN TIEMPOS DE CRISIS!

¡LA DECLARACIÓN MINISTERIAL DEL FORO POLÍTICO DE ALTO NIVEL DE LAS NACIONES UNIDAS – HLPF 2021 NO RESPONDE A LA LLAMADA DE LOS PUEBLOS EN TIEMPOS DE CRISIS!

A continuación compartimos la DECLARACIÓN DEL MECANISMO DE COORDINACIÓN DE LOS GRUPOS PRINCIPALES Y OTRAS PARTES INTERESADAS SOBRE LA ADOPCIÓN DE LA DECLARACIÓN MINISTERIAL DEL FORO POLÍTICO DE ALTO NIVEL DE LAS NACIONES UNIDAS – HLPF 2021.

¡SU DECLARACIÓN MINISTERIAL NO ESTÁ A LA ALTURA DE UNA ACCIÓN AUDAZ Y TRANSFORMADORA!

El HLPF lleva sobre sus hombros la responsabilidad de ayudar al actual mundo, altamente insostenible, a navegar hacia la erradicación de la pobreza y el hambre, a hacer frente al cambio climático, a eliminar las desigualdades y a garantizar el equilibrio ecológico en los próximos 10 años.

El HLPF de este año no ha logrado presentar recomendaciones de acción audaces y transformadoras en un momento en el que aproximadamente 4 millones de personas han perecido a causa de la pandemia del COVID-19, cerca de 190 millones han enfermado, más de 250 millones han perdido sus empleos, más de 1,6 millones han visto interrumpida su educación y cientos de millones más ya han caído en el hambre aguda y la pobreza extrema. Es inexcusable que, durante esta crisis mundial, los Estados miembros no se hayan puesto de acuerdo en una Declaración Ministerial fuerte, centrada en los derechos humanos, transformadora y orientada a la acción.

Sumándose a las crisis existentes de desigualdad, sostenibilidad, cambio climático, rápida pérdida de biodiversidad, déficit de trabajo decente y trampas de pobreza para los países de ingresos bajos y medios, la pandemia del COVID-19 no sólo ha asestado un golpe devastador a las economías y las sociedades, sino que también ha socavado los escasos progresos que se estaban realizando para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Este momento, representa al HLPF una prueba de fuego para el multilateralismo inclusivo, la ambición política y el coraje.  El HLPF debe dar un paso adelante y salir de la habitual rigidez intergubernamental para hacer realidad las promesas de la Agenda 2030.

Agradecemos el duro trabajo y el compromiso de los cofacilitadores de la Declaración Ministerial (DM) y acogemos con satisfacción el llamamiento para acelerar el progreso hacia la implementación de la Agenda 2030.  Sin embargo, nos entristece profundamente la falta de ambición para responder a las crisis a las que el mundo se enfrenta actualmente.  Reafirmar viejos compromisos (que eran claramente insuficientes antes de la pandemia) no es una respuesta adecuada a la pandemia.  Nos preocupa enormemente la negativa constante a abordar las causas fundamentales y los obstáculos sistémicos para lograr un mundo en el que nadie se quede atrás (la continua dependencia de las fuentes de energía fósiles, la búsqueda de un crecimiento infinito de las economías extractivas, las relaciones de poder desiguales que engendran una deuda insostenible y flujos financieros ilícitos, el patriarcado como herramienta política, la captura corporativa de la gobernanza, la agenda de desarrollo y sostenibilidad y sus implicaciones para el cumplimiento y el respeto de los derechos humanos, por nombrar algunos).

Nuestras preocupaciones particulares:

– Si bien apreciamos los esfuerzos de los países de altos ingresos para distribuir 1.000 millones de dosis de vacunas a los países en desarrollo, estos esfuerzos no deben reemplazar la necesidad urgente de hacer equitativo el acceso universal y gratuito a las vacunas y al tratamiento de la COVID-19, incluyendo una exención inmediata de patentes para la transferencia de la tecnología de las vacunas.

– No debemos renunciar a la erradicación de la pobreza y el hambre, sin utilizar la pandemia como excusa.

– La Agenda 2030 no puede lograrse sin medios efectivos de implementación: ayuda adecuada, financiación, comercio, transferencia de tecnología, impuestos progresivos, creación de capacidades.  Hay que eliminar las barreras sistémicas.

– Falta de una respuesta genuina y sincera a la crisis climática

– El HLPF debería dar un impulso adicional al proceso de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para reunir a los países en torno a ideas progresistas, soluciones reales y buscar un terreno común, a través de medidas de transición justas.

– La protección social universal es una herramienta clave para la recuperación y la resiliencia de COVID-19. Sin embargo, la Declaración Ministerial perdió la oportunidad de comprometerse explícitamente con ella y sólo se refiere a ampliar la cobertura de la protección social. La protección social debe ampliarse para alcanzar la cobertura universal, también mediante el establecimiento de un Fondo de Protección Social para los países menos ricos.

– La ciencia, la tecnología y la innovación no son un coto exclusivo del sector privado: hay que incluir los sistemas de conocimiento desarrollados sobre la base de siglos de experiencia por las poblaciones indígenas, las mujeres y los agricultores.  La ciencia, la tecnología y la innovación deben funcionar para todos y guiarse por la inclusión con respecto a su necesidad, utilidad, conflicto de intereses y su utilidad para la sostenibilidad ecológica a largo plazo.

– No dejar a nadie atrás significa no excluir a nadie en absoluto: todas las personas de todas las edades, en toda su diversidad, en todas partes, de todas las situaciones económicas y sociales deben tener los mismos derechos.

– Reconocer los derechos humanos y la igualdad de género como elementos centrales de la Agenda 2030 y de la respuesta a la COVID-19. La incorporación sistémica de la perspectiva de género es necesaria si queremos cumplir con los ODS y no sólo acabar con la pandemia, sino volver a construirla mejor, más justa y transformadora.

– Garantizar que las medidas del COVID-19 no se conviertan en excusas para limitar la participación de la sociedad civil, discriminar a los grupos marginados y violar los derechos de los trabajadores. Como organizaciones de la sociedad civil y otras partes interesadas creemos que es necesario fortalecer la participación civil y el respeto a la gobernanza democrática en este momento de crisis cruzadas. La reducción de la participación civil observada en la mayoría de los países, así como las respuestas autocráticas bajo la apariencia de medidas de prevención de la pandemia COVID-19, deben ser eliminadas.

– Instamos a los Estados miembros a que respeten a la sociedad civil y a otras partes interesadas; sus voces y opiniones deben expresarse en todos los procesos relacionados con el desarrollo sostenible a nivel nacional, regional y mundial.

Instamos a los Estados miembros a restablecer la fe en el multilateralismo para la consecución de los ODS.

¡Los derechos humanos, la igualdad de género y el equilibrio ecológico deben ser fundamentales en todos los esfuerzos de recuperación y restauración!

Descarga la Declaración.

DECLARACIÓN-DE-LA-MGOS-SOBRE-LA-DECLARACIÓN-MINISTERIAL-DE-2021-1

Aquí puedes descargar la carta de respaldo a la Declaración Ministerial en inglés:

28936Letter_PoE_2021_MD_14_July

Aquí puedes leer la DECLARACIÓN MINISTERIAL DEL FORO POLÍTICO DE ALTO NIVEL DE LAS NACIONES UNIDAS – HLPF 2021 a la que se hace referencia:

Draft-HLPF-HLS-Ministerial-Declaration-14-July-ADVANCE


Leave a Reply

Your email address will not be published.